24 de septiembre de 2017

LACEDEMONIA


La Laconia, también conocida como Lacedemonia, era una antigua comarca del Peloponeso cuya capital, Esparta alcanzó un gran predominio en esta península y en Grecia entera. Sus habitantes se llamaban laconios, por esa razón todo lo que pertenece o se refiere a ello se le llama lacónico. El pueblo laconio o espartano, del nombre de su capital, era principalmente guerrero y estaba regido por unas leyes y costumbres instituidas por el legislador Licurgo.

A los niños que nacían débiles o flojos se les sacrificaba en los peñascos de Taigeto; los que nacían robustos eran bañados en vino y colocados sobre el escudo paterno por creer que así se les infundía espíritu guerrero. A los siete años pasaban a ser propiedad del Estado y pasaban a vivir en una especie de cuartel con dormitorios comunes en los que dormían sobre camas que ellos mismos hacían con juncos entretejidos.

No se conocían los abrigos ni las pieles, en invierno y verano vestían con una túnica muy ligera y debían bañarse cada día en las aguas del río Eurotas, daba igual la temperatura que hiciese. La comida escaseaba y era muy sencilla, de vez en cuando robaban lo que necesitaban, procurando que nos los pillases, ya que si lo hacían eran castigados muy severamente.

Cada año en la fiesta de Diana eran azotados, debían aguantar los azotes son quejarse, algunos de ellos morían sin quejarse ni una sola vez. Esta disciplina la tenían que aguantar hasta los veintitrés años y no podían formar una familia hasta los treinta. Esta rígida educación se reflejaba en su manera de hablar, odiaban la oratoria y las artes, hablando con frases cortas y breves, a esa manera de hablar se le llamo lenguaje lacónico. Por esa razón, las artes y las letras se descuidaron en Esparta, la mayoría de sus habitantes no sabían ni leer ni escribir.

23 de septiembre de 2017

SÁBADO


Sábado proviene del hebreo shabbath, descanso. Es el séptimo día de la semana hebraica. En el judaísmo el reposo sabatino era, y es todavía para los judíos ortodoxos, algo sagrado. En todo este día es obligatorio el reposo absoluto, no se puede condimentar comida, encender fuego, comprar o vender e incluso andar más de mil quinientos pasos. También está prohibido atacar al enemigo en tiempos de guerra, aunque estaba permitido defenderse en caso de ser atacado.

Para los hebreos, el origen de la festividad se basa en el Génesis, donde se dice que Dios, después de haber creado el cielo y la tierra y cuanto en ellos se contiene, al séptimo día descanso.

La palabra shabbath significa también aquelarre o asamblea que celebran diablos, brujos y fantasmas. En la Edad Media se creía que los hechiceros y las brujas se reunían las noches de los sábados en lugares apartados, conseguían allí por sus artes que les juntara el propio Lucifer, y presididos por éste celebraban orgías desenfrenadas, que se prolongaban hasta el canto del gallo. En muchas ocasiones estas creencias no eran simples fantasías, esas reuniones se llevaban a cabo, eran los conocidos aquelarres donde se rendía adoración al diablo.

Se decía que las brujas antes de llegar al lugar de la celebración se frotaban el cuerpo con ungüentos especiales que contenían: grasa del caldo de niños hervidos, preferiblemente sin bautizar, al que se añadía jugo de apio silvestre, acónito, belladona y hollín. Otros métodos eran por ejemplo comer los sesos de un gato o emborracharse.

22 de septiembre de 2017

ALEJÁNDOME DE TI



No se equivoca el pájaro que ensayando el primer vuelo cae al suelo. Se equivoca aquel que por temor a caerse renuncia a volar, permaneciendo en el nido. Como pretendes volar; si no te alejas de los que te arrancan las plumas.

21 de septiembre de 2017

LÍOS EN BIZANCIO


Miguel III el Borracho, emperador de Bizancio, ordenó a su corregente Basilio, que estaba casado con una campesina, que se divorciara y se casara con su amante, Ingerina. Miguel III puso como condición que, tras su boda con Basilio, Ingerina debía continuar sus relaciones con él. A Basilio le compensó entregándole a su hermana Tecla. O sea, Basilio se casó con Ingerina, ésta continuó siendo amante de Miguel, y Tecla, hermana de este último, se convirtió en amante de Basilio. Siguiendo con el lío: Basilio asesinó a miguel y se convirtió en emperador. De Ingerina, su esposa, tuvo un hijo, Alejandro.  

Uno de los hijos de Miguel II fue León VI, que nunca supo quién era su padre. León, una vez fue emperador, promulgó una ley que impedía a los viudos volverse a casar. Se casó siendo muy joven con Teófano, que con el tiempo fue canonizada, era estéril, así que León con dieciséis años ya tenía una amante, Zoé. Teófano celosa se quejó a Basilio, y éste que odiaba a León casó a Zoé con un alto funcionario y los destinó lejos de Bizancio.

Una vez muerto Basilio, León llamó a Zoé y la separiode su marido, a los veintinueve años, Teófano murió. León viudo, se pasó por alto sus leyes y se casó con Zoé, que también había enviudado. No tuvieron hijos y dos años después, Zoé murió.

León se casó por tercera vez con Eudoxia, que murió un año después al dar a luz a un niño que también falleció.

León se busco una amante, se llamaba Zoé, como su esposa. La llamaban “Casbopsina”, era muy lista y consiguió que León se casara con ella, era su cuarto matrimonio. De esta unión nació Constantino Porfirogénito, por haber nacido en la sala de pórfido del palacio. Este niño, llegó a emperador.

20 de septiembre de 2017

EL ENTIERRO DEL SEÑOR (CONDE) DE ORGAZ


El entierro del señor de Orgaz, conocido popularmente como “El entierro del conde de Orgaz”, el cuadro más famoso de El Greco, tiene su propia historia.

Gonzalo Ruiz de Toledo, no era conde cuando murió, don Gonzalo murió en el siglo XIV, y como había aportado mucho dinero para la reconstrucción de la iglesia de Santo Tomé, pidió en su testamento que lo enterraran en ella. Quiso ser enterrado en un sepulcro de piedra rústica junto al umbral de la puerta occidental del templo, a mano derecha, en un rincón recogido y discreto, en la Capilla de la Concepción.

En el momento de su muerte empezaron los problemas, nadie hizo caso a los deseos de don Gonzalo y lo enterraron en el convento de San Agustín de Toledo. Los religiosos de Santo Tomé no estuvieron de acuerdo e insistieron en que don Gonzalo fuera enterrado donde él quería. Después de varios pleitos, en San Agustín tuvieron que aceptar, cuatro años después de su entierro se exhumó el cuerpo para trasladarlo a Santo Tomé.

Según la leyenda, el mismo día del traslado, San Agustín y San Esteban habían bajado de los cielos para enterrar al señor de Orgaz. Los rumores llegaron a oídos de los agustinos, que inventaron sus propios rumores: los dos santos habían bajado del cielo, pero no para enterrar al señor de Orgaz en la iglesia de Santo Tomé, sino en la de San Esteban. Como es normal no hubo testigos que vieran esos milagros, ni de una parte ni de otra.

En 1583 se reconoció probado el milagro del entierro de don Gonzalo, no se sabe cómo se probó. El párroco de Santo Tomé, Andrés Núñez, decidió que el entierro debería ser pintado en un cuadro. Para pintarlo se buscó al pintor más célebre del momento en Toledo, El Greco.

El Greco recibió unas precisas instrucciones: “En el cuadro se debe pintar una procesión de cómo el cura y los demás clérigos que estaban haciendo los oficios para enterrar a Gonzalo Ruiz de Toledo, señor de la villa de Orgaz, y bajaron San Agustín y San Esteban a enterrar el cuerpo de este caballero”.

Cuentan que el cuadro fue uno de los más caros de la historia de España. Dos tasadores, Luis de Velasco y Hernando de Nunciva, lo tasaron en 1 200 ducados (lo máximo que había cobrado El Greco por una obra suya habían sido 80 ducados).

El cuadro quedó instalado en el templo de Santo Tomé, debajo de la obra reposan los restos de Gonzalo Ruíz de Toledo.